Estatutos de la Asociación “Puertollano Autosuficiente”

CAPÍTULO PRIMERO: De la constitución de la Asociación.

CAPITULO SEGUNDO: De los fines y actividades de la Asociación.

CAPITULO TERCERO: De los socios y las socias.

CAPITULO CUARTO: Del órgano de gobierno.

CAPITULO CUARTO: Del órgano de representación.

CAPITULO SEXTO: De los grupos autogestionados.

CAPITULO SÉPTIMO: Del patrimonio fundacional y los recursos económicos.

CAPITULO OCTAVO: De la disolución de la Asociación.

 


CAPÍTULO PRIMERO:

De la constitución de la Asociación


 

Artículo 1. De conformidad con el artº 22 de la Constitución Española, que reconoce el derecho de asociación, y al amparo de la Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, que desarrolla dicho artículo, se constituye, con sede en Puertollano, y con la denominación de “Puertollano Autosuficiente”, esta Asociación sin ánimo de lucro y con personalidad jurídica propia y plena capacidad de obrar.

El régimen de la Asociación se determinará por los presentes Estatutos y por los acuerdos válidamente adoptados por su Asamblea General y órganos directivos, dentro de la esfera de su respectiva competencia. En lo no previsto se estará a lo establecido en la Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo y normas concordantes y las que en cada momento le sean aplicables.

Artículo 2. De acuerdo con la Constitución Española (art. 1.1), España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho. Nosotros nos constituimos en Asociación porque ningún Estado puede ser social ni democrático sin una participación activa de los ciudadanos, ya que, como dice la exposición de motivos de la Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo: las asociaciones fortalecen las estructuras democráticas y la preservación de la diversidad cultural, permiten a los individuos reconocerse en sus convicciones, perseguir activamente sus ideales, cumplir tareas útiles, encontrar su puesto en la sociedad, hacerse oír, ejercer alguna influencia y provocar cambios en la sociedad.

Lo social y lo democrático no pueden construirse solo desde arriba, desde el Estado. Nos constituimos en Asociación para construirlo desde abajo, desde las personas, los grupos y las comunidades.

Artículo 3. El mismo artículo de la Constitución Española (art. 1.1), enumera como valores superiores del ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político. Nosotros nos constituimos en Asociación porque queremos que éstos sean también los valores de la vida cotidiana, y no solo los del ordenamiento jurídico.

Defendemos un estilo de vida orientado a la autosuficiencia, basado en la autoorganización de las personas, los grupos y las comunidades, porque pensamos que dicho estilo de vida promueve más que ningún otro la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político, a lo que podemos añadir el respeto por el medio ambiente, haciendo posible un verdadero desarrollo sostenible. Solo “desde abajo” podremos construir y vivir estos valores.

Artículo 4. Esta Asociación se constituye por tiempo indefinido, no cejando desde este momento en su empeño de trabajar por un Puertollano cada vez más orientado a la autosuficiencia.

Artículo 5. La Asociación va a realizar sus actividades principalmente en el ámbito local, pudiendo, para la consecución de sus fines, cooperar en proyectos conjuntos con otras entidades situadas en cualquier rincón del mundo.

Artículo 6. Nuestra Asociación no estará vinculada a ningún partido político ni organización religiosa ni interés económico particular.

Artículo 7. La dirección de la página de Internet de la Asociación será www.puertollanoautosuficiente.org  en conformidad con la ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información (LSSICE).

Subir al inicio de la página.


CAPÍTULO SEGUNDO:

De los fines y actividades de la Asociación


 

Artículo 8. La Asociación tiene como fin primordial promover la autoorganización libre, igualitaria y solidaria de las personas, los grupos y las comunidades en Puertollano y comarca, mediante el desarrollo de un sistema de vida orientado a la autosuficiencia.

Podemos definir de una forma operativa el nivel de autosuficiencia como el porcentaje de los bienes y servicios producidos por un colectivo que son usados y disfrutados por ese mismo colectivo.

La orientación a la autosuficiencia en un territorio se refiere a la estrategia de incrementar año tras año, tanto como sea posible o deseable, el nivel de autosuficiencia en ese territorio.

No es solo el ámbito económico el que nos interesa, pero lo tomamos como un buen indicador de emancipación completa del colectivo, que es lo que perseguimos, de la misma manera que la independencia económica de las mujeres puede tomarse como indicador del grado de liberación de la mujer en una sociedad. Existe una correlación importante entre la independencia económica y la independencia en los demás campos.

Nuestra razón de ser, como Asociación, es triple:

  • Facilitar el camino a todo habitante de nuestra comarca que desee orientarse hacia un modo de vida más autosuficiente, para que pueda llegar tan lejos como quiera y le sea posible, sirviendo nuestra asociación de cauce para remover obstáculos y desarrollar espacios alternativos donde las personas, los grupos y las comunidades puedan autorrealizarse a su conveniencia, y ejercer su derecho a elegir su propio estilo de vida.
  • Divulgar y dar a conocer el modo de vida autosuficiente, en primer lugar, a la población local, para que cada vez más personas se convenzan de sus ventajas y se animen a adoptar y promover dicho estilo de vida.
  • Servir de estímulo y referencia para que otras poblaciones puedan seguir nuestros pasos y crear asociaciones afines con las que colaborar para que la orientación a la autosuficiencia se universalice. Hacemos nuestro el lema: “Actúa localmente y piensa globalmente”.

Artículo 9. Para el cumplimiento de estos fines se realizarán las siguientes actividades:

  1. La Asociación promoverá la vida grupal y societaria del municipio, fomentando la articulación de la sociedad civil, facilitando a los socios y a las socias una formación en la gestión de asociaciones y en el conocimiento de los procesos y las estructuras de grupo: la dinámica de grupo, a través del aprendizaje experiencial, la educación permanente y la animación sociocultural.
  2. La Asociación promoverá en estos grupos el aprendizaje de la investigación-acción participativa, herramienta metodológica idónea para la elaboración de proyectos de intervención social mediante el autoconocimiento y el autodesarrollo comunitarios.
  3. La Asociación promoverá la investigación y el desarrollo de tecnologías apropiadas para la autosuficiencia, y proporcionará a los socios y a las socias formación en tales tecnologías, facilitando su uso en la población con el fin de fomentar un sistema de producción orientado a la autosuficiencia.
  4. La Asociación promoverá la creación de cooperativas y empresas orientadas a la autosuficiencia.
  5. La Asociación promoverá la vida municipal, compartiendo recursos y programas con el Ayuntamiento, para desarrollar proyectos de interés público acordes con los fines de la Asociación.
  6. La Asociación promoverá la cooperación con otras instituciones y entidades para alcanzar los fines que se ha propuesto, y se integrará, de considerarlo conveniente, en agrupaciones y/o federaciones con planteamientos afines.
  7. La Asociación se articulará en una red de grupos autogestionados que agilicen las tareas de aprendizaje y de intervención social, política y económica, y que sean capaces de colaborar coordinadamente en los diversos proyectos.

Artículo 10. Consideramos la orientación a la autosuficiencia de gran relevancia para afrontar un futuro sostenible y esperanzador. Nos parece la forma más efectiva de luchar contra cualquier lacra social: el desempleo, la pobreza, la marginación, la violencia de género, la droga, la delincuencia, la destrucción medioambiental o cualquier otra problemática social.

Para que una relación entre personas o colectividades sea libre tiene que ser igualitaria, y para que sea igualitaria tiene que ser libre. Solo entonces la solidaridad y la cooperación surgen de manera espontánea y también de forma natural se extingue el abuso, la explotación, la dominación y la violencia. A medida que nos orientamos a la autosuficiencia, nos autorrealizamos como personas y como miembros de la comunidad; somos cada vez más independientes de los grandes poderes políticos, económicos y culturales que propician en el mundo las guerras, la violencia, el hambre, la pobreza, la desigualdad y la destrucción medioambiental; somos cada vez más libres e iguales para resolver de forma pacífica los asuntos públicos, para ejercer una democracia más libre y justa, un estilo de vida más humanista y solidario, y un desarrollo verdaderamente sostenible.

Queremos superar el actual sistema político-económico, en el que solo una minoría tiene acceso al conocimiento, la organización y la riqueza, desarrollando otro sistema que lo sustituya de una forma gradual, pacífica y desde abajo, actuando a escala local pero de una forma reproducible universalmente. Un sistema basado en la autonomía y autosuficiencia de las comunidades humanas, en el que todos los miembros de la sociedad tengan acceso libre e igualitario al conocimiento, la organización y los recursos.

Pensamos que ha llegado el momento de empezar a construir esta utopía. A lo largo del presente siglo, y por primera vez en la Historia de la humanidad, el progreso científico-técnico hará posible que cada municipio y cada comunidad del planeta pueda producir de una forma limpia y sostenible todos los alimentos, energía y materiales que necesita una sociedad tecnológicamente avanzada para proporcionar a sus habitantes una calidad de vida superior. Este hecho traerá una revolución global de similares consecuencias a las que trajo en su día la Revolución Neolítica o la Revolución Industrial, y supondrá el fin de la violencia, la pobreza y la destrucción medioambiental. La sociedad civil tiene que estar preparada para apropiarse de este progreso científico-técnico, para que dicho progreso se aplique en provecho de las personas y las comunidades y no solo en provecho de las grandes instituciones políticas, económicas y culturales.

Para alcanzar la utopía quizás no sea necesario alcanzar una autosuficiencia del 100%: bastará con que sea suficientemente elevada. Por otra parte, cualquier incremento de la autosuficiencia producirá cambios significativos en la calidad de vida de las personas y de las comunidades, y nos acercará un poco más a esa utopía que anhelamos.

Subir al inicio de la página.


CAPÍTULO TERCERO:

De los socios y las socias


 

Artículo 11. Las socias y los socios son la principal riqueza de la Asociación. Ellos harán posible todo lo que la Asociación pueda conseguir, pensarán uno a uno los diversos proyectos y trabajarán en ellos para alcanzar los fines de la Asociación.

La Asociación se ofrece como un espacio de relación, aprendizaje y trabajo conjunto para todas aquellas personas interesadas, por un motivo u otro, en el incremento de la autosuficiencia en Puertollano. Lo que encuentra el nuevo miembro que se incorpora a la Asociación es lo que han conseguido hasta ese momento los miembros que llegaron antes que él, y su ingreso supone un nuevo enriquecimiento para todos los integrantes de la Asociación.

Lo que principalmente hacen los miembros de la Asociación es formarse, informarse, generar recursos y proyectos, y decidir con qué prioridad y en qué cuantía se destinan los recursos de la Asociación a cada uno de estos proyectos. No todos los socios participan en la misma medida en estas actividades, sino en la medida de sus deseos y posibilidades. Si así lo quiere, un socio puede limitarse a pagar la cuota y mantenerse informado, teniendo voz y voto como parte de la Asamblea General en la toma de las decisiones generales; o bien puede incorporarse a los diversos grupos de aprendizaje, de elaboración de proyectos y de gestión de la Asociación si es que desea un mayor activismo.

Artículo 12. Podrán pertenecer a la Asociación todas aquellas personas físicas con capacidad de obrar que tengan interés en el desarrollo de los fines de la Asociación, aunque no residan en Puertollano o comarca. Los menores de edad podrán también pertenecer a la Asociación con los mismos derechos -aunque no podrán ocupar cargos en la Junta directiva-, siempre que sean mayores de 14 años y sus padres o tutores firmen con él la hoja de inscripción, otorgando así su consentimiento.

La hoja de inscripción se encuentra a disposición del público en la página web de la Asociación: www.puertollanoautosuficiente.org

Artículo 13.   La condición de asociado o asociada se pierde por:

  1. Baja voluntaria comunicada por escrito a la Asociación.
  2. Falta de pago de la cuota anual en la cuantía determinada por la Asamblea General. Dentro del plazo de diez días desde la expiración del citado plazo, la Asociación requerirá por escrito al asociado para que pueda verificar el pago en los siguientes quince días, comunicándole que en caso de no efectuar el abono será dado de baja como asociado sin más trámites.
  3. Expulsión decidida por la Asamblea General Extraordinaria cuando el socio cometa acciones que perjudiquen gravemente los intereses de esta Asociación. Previamente se abrirá expediente -por la Junta Directiva o por cualquier grupo autogestionado- contra el socio, a quien se le dará traslado por término de quince días para que alegue en su defensa.

Artículo 14. Los socios y las socias tendrán los siguientes derechos:

  1. Participar en las Asambleas con voz y voto.
  2. Recibir información sobre la marcha de la Asociación, su funcionamiento, los servicios ofertados, los Proyectos propuestos y los acuerdos adoptados por sus órganos.
  3. Formar parte de uno o varios grupos autogestionados, donde se gestan los Proyectos y se realiza el trabajo y el aprendizaje más activo de la Asociación.
  4. Elegir y ser elegido para los cargos de la Junta Directiva. Para presentarse como candidato hay que pertenecer a un grupo autogestionado y ser mayor de edad.
  5. Tomar parte en cuantas actividades organice la Asociación en cumplimiento de sus fines, y en todos los programas de formación y capacitación, disfrutando de todas las ventajas y beneficios que la Asociación pueda ofrecer a sus miembros. En algunas ocasiones será necesario pertenecer a un grupo autogestionado.
  6. Establecer comunicación directa y personalizada con la Junta Directiva, bien para solicitar información puntual sobre algún asunto, bien para exponer cuantas quejas y/o recomendaciones considere pertinentes para el efectivo cumplimiento de los fines estatutarios y para el buen funcionamiento de la Asociación. Todo socio puede solicitar por escrito una audiencia con la Junta Directiva, o bien comunicarse directamente por escrito con la Junta.
  7. Ser oído con carácter previo a la adopción de medidas disciplinarias contra él y ser informado de los hechos que den lugar a tales medidas, los cuales deben justificar la sanción.
  8. Impugnar los acuerdos de los órganos de la Asociación que estime contrarios a la Ley o a los Estatutos.

Artículo 15. Los socios y las socias tendrán las siguientes obligaciones:

  1. Compartir las finalidades de la asociación y contribuir a la consecución de las mismas.
  2. Cumplir los presentes Estatutos y los acuerdos válidos de las Asambleas y la Junta Directiva.
  3. Asistir a las Asambleas y participar en los demás actos que se organicen y sean debidamente convocados.
  4. Desempeñar, en su caso, las obligaciones inherentes al cargo para el que sean elegidos.
  5. Contribuir al sostenimiento de la Asociación mediante el pago puntual, cumpliendo con la cuota anual en la cuantía y los plazos establecidos que se determinen por la Asamblea General.
  6. Comunicar de forma inmediata a la Junta Directiva aquellas circunstancias personales incompatibles con su cualidad de asociado.

Subir al inicio de la página.


CAPÍTULO CUARTO:

Del órgano de gobierno


 

Artículo 16. Los órganos directivos y de administración de la Asociación son:

  1. La Asamblea General (o Junta General) que es el órgano supremo de gobierno de la Asociación.
  2. La Junta Directiva, que es el órgano de representación de la Asociación.
  3. Los diversos grupos autogestionados, que componen las células básicas de aprendizaje, relación y trabajo dentro de la Asociación. Tienen completa autonomía para realizar proyectos, aunque la Asamblea General se reserva el derecho de desvincularse de los proyectos que no considere pertinentes a los fines de la Asociación. 

Artículo 17. La Asamblea General es el órgano supremo de gobierno de la Asociación y estará integrada por todos los socios y las socias.

Las reuniones de la Asamblea General serán ordinarias y extraordinarias. La ordinaria se celebrará una vez al año dentro de los cuatro meses siguientes al cierre del ejercicio. Las reuniones extraordinarias se celebrarán cuando concurran circunstancias que así lo justifiquen, a petición de la Junta Directiva, o un mínimo de tres grupos autogestionados, o bien si lo solicita al menos el 10 por 100 de los asociados.

Entre la convocatoria y el día señalado para la celebración de la Asamblea habrán de mediar al menos quince días. Las convocatorias de las Asambleas Generales se realizarán por escrito expresando el lugar, día y hora de la reunión así como el orden del día con expresión concreta de los asuntos a tratar. La Junta Directiva elaborará el orden del día sirviéndose de los informes de los socios y de los diversos grupos autogestionados.

Artículo 18. Las Asambleas Generales, tanto ordinarias como extraordinarias, quedarán válidamente constituidas cualquiera que sea el número de asociados que asista a ellas. En las Asambleas se practicará la democracia directa y deliberativa. Los acuerdos se tomarán por mayoría simple de los socios y las socias presentes, es decir, cuando el número de los votos afirmativos supere al número de los negativos, no siendo computables a estos efectos los votos en blanco ni las abstenciones.

Será necesario mayoría cualificada, que resultará cuando los votos afirmativos superen la mitad de los socios y las socias presentes o no, para:

  1. Nombramiento de las Juntas directivas y administradores.
  2. Acuerdo para constituir una Federación de asociaciones o integrarse en ellas.
  3. Disposición o enajenación de bienes.
  4. Modificación de estatutos.
  5. Disolución de la entidad.

Artículo 19. Son facultades de la Asamblea General Ordinaria:

  1. Nombrar a los miembros de la Junta Directiva.
  2. Examinar y aprobar la gestión de la Junta Directiva, proponiendo las directrices que crea conveniente.
  3. Examinar y aprobar los presupuestos anuales y las Cuentas.
  4. Aprobar o rechazar las propuestas de la Junta Directiva en orden a las actividades y proyectos de la asociación.
  5. Determinar la cuantía de las cuotas de los socios.
  6. Proponer actividades y Proyectos a los diversos grupos autogestionados, y a la Junta Directiva, que puede desarrollarlos por medio de Comités especiales.
  7. Desvincular Proyectos ajenos a la finalidad de la Asociación. Los grupos autogestionados pueden seguir desarrollando estos Proyectos desvinculados por la Asamblea, puesto que son grupos autónomos, pero no pueden contar con los recursos de la Asociación para llevarlos a cabo. La Junta Directiva no puede seguir desarrollando un Proyecto desvinculado, ya que depende por completo de la Asamblea General y tiene que obedecer en todo la voluntad mayoritaria de los asociados.
  8. Proponer a la Junta que abra expediente de expulsión a un socio o expediente de desvinculación a un grupo autogestionado, cuando realicen acciones que perjudiquen gravemente los fines de la Asociación. Tendrán quince días, a partir de que se les abra expediente, para alegar en su defensa antes de que la Asamblea General extraordinaria tome su decisión definitiva.
  9. Solicitar la declaración de utilidad pública.
  10. Aprobar los Reglamentos que se consideren oportunos.
  11. Cualquier otra facultad que no sea de la competencia exclusiva de la Asamblea Extraordinaria.

Artículo 20. Corresponde a la Asamblea General Extraordinaria:

  1. Modificar los Estatutos.
  2. Resolver alguna de las competencias propias de la Asamblea Ordinaria, cuando se considere urgente y no puedan esperar a la siguiente convocatoria.
  3. Resolver sobre los expedientes de expulsión de socios y desvinculación de grupos autogestionados, previamente abiertos por la Junta Directiva o por cualquier grupo autogestionado.
  4. Constituir Federaciones o integrarse en ellas.
  5. Disolver la Asociación.

Subir al inicio de la página.


CAPÍTULO QUINTO:

 Del órgano de representación


 

Artículo 21. La Asociación será gestionada y representada por una Junta Directiva formada por un Presidente, un Secretario, un Tesorero y tantos Vocales como grupos autogestionados acreditados se susciten (véase artículo 32); pudiendo también nombrarse de forma optativa los cargos de

Vicepresidente, Vicesecretario y Vicetesorero.

Para ser miembro de los órganos directivos de representación serán requisitos indispensables ser mayor de edad, estar en pleno uso de los derechos civiles y no estar incurso en los motivos de incompatibilidad establecidos por la legislación vigente.

Artículo 22. Todos los cargos que componen la Junta Directiva serán gratuitos.  Estos serán designados por la Asamblea General, de entre los socios y las socias que pertenezcan a algún grupo autogestionado acreditado y se presenten voluntariamente como candidatos. La Asamblea General supervisará que éstos se desempeñen de acuerdo a sus disposiciones y directivas.

Todo aspirante elegido lo será por dos años, aunque la Asamblea General tiene potestad para revocar el cargo antes de tiempo si lo cree oportuno, así como para prolongarlo si el candidato está de acuerdo.

Estos cargos han de ser ejercidos por personas diferentes. Las vacantes que se pudieran producir durante el mandato de cualquiera de los miembros de la Junta Directiva serán cubiertas provisionalmente entre dichos miembros hasta la elección definitiva por la Asamblea General.

Artículo 23. Los cargos que componen la Junta Directiva podrán causar baja por expiración de su mandato, por renuncia voluntaria comunicada por escrito a la Junta Directiva, o por revocación de la Asamblea General en caso de incumplimiento de las obligaciones que tuvieran encomendadas.

Los miembros de la Junta Directiva que hubieran agotado el plazo para el cual fueron elegidos, continuarán ostentando sus cargos hasta el momento en que se produzca la aceptación de los que les sustituyan.

Artículo 24. La Junta Directiva decidirá la frecuencia de sus reuniones y también se reunirá extraordinariamente cuando lo considere oportuno, quedando constituida cuando asista la mitad más uno de sus miembros y para que sus acuerdos sean válidos deberán ser tomados por mayoría de votos. En caso de empate, se procederá a una nueva deliberación y votación.

Los acuerdos de la Junta Directiva se han de hacer constar en el libro de actas y han de ser firmados por el Secretario y el Presidente. Al iniciarse cada reunión de la Junta Directiva se ha de leer el acta de la sesión anterior para que se apruebe o se rectifique su redacción.

Artículo 25. Las facultades de la Junta Directiva se extenderán a todos los actos propios de las finalidades de la Asociación, dentro de los márgenes consentidos por la Asamblea General y siempre que no sean desautorizadas expresamente por ella.

En particular, las facultades de la Junta Directiva  son:

  1. Dirigir las actividades y Proyectos de la Asociación, asegurándose de que gestiona los deseos de la Asamblea General y de que cuenta con su aprobación, para lo cual puede valerse de encuestas y cuestionarios que complementen las directrices directas dadas por la Asamblea General en sus reuniones ordinarias y extraordinarias.
  2. Llevar la gestión económica y administrativa de la Asociación, acordando realizar los oportunos contratos y actos. Presentar el balance y el estado de cuentas de cada ejercicio a la Asamblea General para su aprobación y confeccionar los presupuestos del ejercicio siguiente.
  3. Informar a la Asamblea General de todos sus actos y gestiones, así como la marcha de los Proyectos de la Asociación.
  4. Aprobar o rechazar cada nuevo Proyecto de los grupos autogestionados, y asegurarse de que su actuación permanece en concordancia con los fines de la Asociación y la voluntad de la Asamblea General.
  5. Nombrar delegados, comités o grupos de trabajo para realizar alguna determinada actividad propia de la Asociación.
  6. Elaborar los Reglamentos oportunos.
  7. Resolver sobre la admisión de nuevos asociados y sobre la vinculación de nuevos grupos y proyectos.
  8. Abrir expedientes de expulsión a un socio, o de desvinculación a un grupo autogestionado, cuando realicen acciones que perjudiquen gravemente los fines de la Asociación. Será la Asamblea General quien dictamine si se expulsa o no finalmente al afectado, después de que éste alegue para su defensa en los quince días siguientes a la apertura de expediente.
  9. Cualquier otra facultad que le otorgue la Asamblea General de socios y socias.

 Artículo 26. El Presidente tendrá las siguientes atribuciones:

  1. Representar legalmente a la Asociación ante toda clase de organismos públicos o privados.
  2. Enviar delegados que le representen, o que representen a la Asociación en su nombre, cuando ni él ni el Vicepresidente puedan asistir personalmente a un evento.
  3. Convocar, presidir y levantar las sesiones que celebre la Asamblea General y la Junta Directiva, coordinando o monitorizando las deliberaciones de una y otra.
  4. Ordenar pagos y autorizar con su firma los documentos y correspondencia. Visar las actas y los certificados confeccionados por el secretario de la asociación.
  5. Adoptar cualquier medida urgente que la buena marcha de la Asociación aconseje o en el desarrollo de sus actividades resulte necesaria o conveniente, sin perjuicio de dar cuenta, a la menor brevedad, a la Junta Directiva y a la Asamblea General.

El Vicepresidente ayudará al Presidente en sus funciones, y en ausencia de éste, motivada por enfermedad o cualquier otra causa, le sustituirá con las mismas atribuciones.

Artículo 27. El Secretario tendrá a cargo la dirección de los trabajos puramente administrativos de la Asociación; levantará, redactará y firmará las actas de las reuniones de la Asamblea General y la Junta Directiva; redactará y autorizará los certificados que haga falta librar y también llevará los libros de la Asociación que sean legalmente establecidos y el fichero de asociados y de grupos autogestionados vinculados a la Asociación; y custodiará la documentación de la entidad, velando que se cursen las comunicaciones sobre designación de Juntas Directivas y demás acuerdos sociales inscribibles en los Registros correspondientes, así como la presentación de las cuentas anuales y el cumplimiento de las obligaciones documentales en los términos que legalmente correspondan.

El Vicesecretario ayudará al Secretario en sus funciones, y en ausencia de éste, motivada por enfermedad o cualquier otra causa, le sustituirá con las mismas atribuciones.

Artículo 28. El Tesorero recaudará y custodiará los fondos pertenecientes a la Asociación y dará cumplimiento a las órdenes de pago que expida el Presidente. Abrirá las cuentas corrientes y libretas de ahorro en cualquier establecimiento de crédito de ahorro y dispondrá de los fondos que tenga este depósito. También elaborará el presupuesto, el balance y la liquidación de cuentas. Llevará un libro de caja. Firmará los recibos de cuotas y otros documentos de tesorería. Pagará las facturas aprobadas por la Junta Directiva, las cuales han de estar visadas previamente por el secretario.

El Vicetesorero ayudará al Tesorero en sus funciones, y en ausencia de éste, motivada por enfermedad o cualquier otra causa, le sustituirá con las mismas atribuciones.

Artículo 29. Los Vocales tendrán las obligaciones propias de su cargo como miembros de la Junta Directiva, y actuarán como coordinadores o representantes de sus respectivos grupos o Proyectos.

Subir al inicio de la página.


CAPÍTULO SEXTO:

De los grupos autogestionados


 

Artículo 30. Los grupos autogestionados son las células de relación, de aprendizaje, de investigación y de trabajo en que se articula la Asociación. Gracias a estos grupos, los Proyectos y las Actividades de la Asociación se realizan, y sus fines se cumplen. Son “autogestionados” porque la libertad y la igualdad se construyen de “abajo a arriba”. La Asociación no podría ser libre e igualitaria si los grupos que la componen no lo fueran. Si bien la Asamblea General y la Junta Directiva se encargan de delimitar los fines generales de la Asociación y tomar las decisiones básicas referentes a estos fines, los grupos autogestionados pueden tener sus propios fines, además de compartir los de la Asociación. Se vinculan a la Asociación para alcanzar los fines comunes, aunque en todo momento toman sus propias decisiones y son autónomos.

Artículo 31. La Asociación apuesta por la emergencia de la sociedad civil y su articulación en grupos autogestionados. La mayoría de los grupos fracasan, desaparecen o se pierden en los laberintos de la ineficacia porque no están familiarizados con los procesos de relación y tarea que tienen lugar en los grupos. Es muy importante experimentar estos procesos y familiarizarse con ellos, construyendo las estructuras adecuadas para hacer posible una sociedad libre, igualitaria y solidaria.

Sin una buena articulación grupal de la sociedad civil, el proyecto de la autosuficiencia está condenado al fracaso, porque los grandes poderes políticos, económicos y culturales seguirán llevando la batuta. Por eso, una de las principales actividades de la Asociación consiste en promover la creación de grupos humanos y capacitar a sus miembros en habilidades sociales, dinámica de grupos, animación sociocultural, investigación-acción participativa, gestión de asociaciones e intervención comunitaria orientada a la autosuficiencia. Consideramos que esta formación básica es la clave del éxito, y aumentará las posibilidades de que los grupos sobrevivan, se autoorganicen y alcancen eficazmente sus objetivos.

Artículo 32. Cuando un socio quiera formar parte de un grupo autogestionado, lo primero que tiene que hacer es notificarlo a la Asociación, de modo que pase a formar parte de una lista específica.

Seguidamente, puede relacionarse personalmente con otros socios de la lista y crear con ellos un grupo de amigos, donde comenzar a reunirse y familiarizarse con los procesos de grupo. La Asociación puede servir de intermediaria para poner en contacto a socios de la lista que reúnan una serie de requisitos.

Cuando un grupo autogestionado alcance los 12 miembros, la persona elegida en ese momento como Coordinador del grupo puede inscribirlo como grupo vinculado a la Asociación, si el grupo está de acuerdo. Todos los miembros de un grupo autogestionado deben ser socios si desean vincularse a la Asociación.

Los grupos autogestionados tendrán entre 12 y 18 miembros. Hay dos razones principales por las que conviene establecer estos límites:

  • Cada grupo recibirá formación personalizada, y por cuestiones de aprovechamiento, no se dará formación a grupos menores de 12 miembros ni mayores de 18.
  • Cada grupo podrá presentar un vocal que lo represente en la Junta Directiva de la Asociación, y no es conveniente que los vocales proliferen innecesariamente, cosa que sucedería si los grupos fueran demasiado pequeños.

Un socio puede pertenecer a varios grupos simultánea o sucesivamente. Cada grupo mantendrá sus propias reuniones y debates, y realizará sus propias actividades, proyectos y experiencias de sensibilización y aprendizaje.

No se impartirá formación gratuita a ningún grupo que no haya cumplido un mínimo de tres meses vinculado a la Asociación. De esta manera nos aseguramos de que el grupo ofrece unas mínimas garantías de estabilidad, permanencia y cohesión, que sus integrantes se sienten a gusto interaccionando juntos y que tienen vocación de perdurar. Es entonces cuando podrán acceder a los cursos gratuitos de formación y capacitación y obtener así la acreditación necesaria para:

  • Tener un Vocal que represente al grupo en la Junta Directiva.
  • Aportar candidatos a otros puestos de la Junta Directiva.
  • Recibir subvenciones y ayudas para la realización de Proyectos y Actividades.
  • Seguir accediendo a nuevos cursos de formación.

Los créditos necesarios para obtener cada uno de estos beneficios serán determinados por la Junta Directiva en reunión ordinaria.

Artículo 33. La Asociación se reserva el derecho a desvincularse de determinados Proyectos de los grupos autogestionados cuando éstos no correspondan a los fines de la asociación, y aún desvincularse completamente del grupo autogestionado que realiza actividades contrarias a los fines de la Asociación, sin perjuicio de que se puedan abrir también expedientes de expulsión contra los socios responsables de tales actividades.

Subir al inicio de la página.


CAPÍTULO SÉPTIMO:

Del patrimonio fundacional y los recursos economicos


 

Artículo 34. La Asociación, en el momento de su constitución, carece de Fondo social. Los recursos económicos previstos para el desarrollo de los fines y actividades de la Asociación serán los siguientes:

  1. La cuota de los socios y las socias.
  2. Los que puedan provenir de las subvenciones oficiales que le sean concedidas.
  3. Los eventuales donativos que puedan obtenerse. La Asociación aceptará legados o herencias que pudiera recibir de forma legal por parte de los asociados o de otras personas.
  4. Los beneficios que eventualmente pudiese obtener por el desarrollo de sus actividades. Al tratarse de una Asociación sin ánimo de lucro, éstos se destinarán a actividades de idéntica naturaleza, relacionadas con los fines de la Asociación.

Artículo 35. En las cuentas corrientes o libretas de ahorro abiertas en establecimientos de crédito o ahorro han de figurar las firmas del presidente, el tesorero y el secretario. Para poder disponer de los fondos hará falta dos firmas, una de las cuales ha de ser la del tesorero.

Artículo 36. El cierre del ejercicio asociativo y económico tendrá lugar el 31 de diciembre de cada año.

Subir al inicio de la página.


CAPÍTULO OCTAVO:

De la disolución de la Asociación


 

Artículo 37. De acuerdo al artículo 17, la Asociación se disolverá voluntariamente cuando así lo acuerde por mayoría cualificada la Asamblea General convocada al efecto. También puede disolverse la Asociación por sentencia judicial firme.

Artículo 38. En caso de disolución, la Asamblea General o el juez que la han acordado, nombrarán una comisión liquidadora, a la cual corresponde:

  • Velar por la integridad del patrimonio de la Asociación.
  • Concluir las operaciones pendientes y efectuar las nuevas, que sean precisas para la liquidación.
  • Cobrar los créditos de la asociación.
  • Liquidar el patrimonio y pagar a los acreedores.
  • Una vez extinguidas las deudas, y si existiese sobrante liquido, lo destinará para fines que no desvirtúen la naturaleza no lucrativa de la Asociación.
  • En el caso de insolvencia de la asociación, promover inmediatamente el oportuno procedimiento concursal ante el juez competente.
  • Solicitar la cancelación de los asientos en el Registro.

En Puertollano, a 6 de diciembre de 2008

 

Comments are closed.